sábado, 17 de diciembre de 2016

LA TUMBA DE TERESA

En el pueblo de Bausén, en el Valle de Arán (Lérida) se encuentra el cementerio más pequeño de España en el que solo hay una tumba, la de Teresa. Han pasado cien años desde su muerte pero se le sigue recordando como protagonista de una conmovedora historia.
 
Teresa y su primo hermano Sisco estaban enamorados y decidieron casarse. El cura del pueblo les exigió el pago de una dispensa porque en aquella época (a principios del siglo XX) dos personas con su grado de parentesco necesitaban un permiso especial de Roma para poder celebrar aquel matrimonio.
 
La cantidad exigida para dejar que se casaran escapaba de sus posibilidades, por eso Francisco y Teresa decidieron vivir en pareja a pesar de que no tenían el permiso de la iglesia y fruto de su "pecaminosa" relación tuvieron un hijo y una hija.
 
En 1916 Teresa murió. Cuando su viudo intentó que recibiera sepultura en el cementerio, se encontró con la intransigencia del párroco del pueblo que se negó a enterrar en lugar sagrado a una "pecadora".
 
Como remedio a esta situación, los vecinos de Bausén decidieron hacer un cementerio para ella sola y desde entonces, la tumba de Teresa ha permanecido allí estos cien años como símbolo y ejemplo de la unión de un pueblo contra la intolerancia.








EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

No hay comentarios: