domingo, 9 de octubre de 2016

CUENTO SUFÍ SOBRE LA CAUSA-EFECTO

El Califa de Abbasid, hizo plantar un hermoso rosal en su jardín, cuyo retoño le había obsequiado el emperador Carlomagno.
 
La primera rosa debía ser entregada al califa, por lo tanto ni bien floreció el jardinero se dispuso a cortarla. Pero antes, un ruiseñor se abalanzó sobre el rosal y la destrozó.
 
El califa al enterarse lo tranquilizó diciéndole que en este mundo toda acción es retribuida según el daño o el bien que haya causado, de modo que el ruiseñor recibiría su castigo.
 
En efecto, poco tiempo después el ruiseñor fue devorado por una serpiente.
 
El Califa, al saber lo ocurrido le señaló al jardinero que la serpiente también tendría su justa recompensa. Y fue así, porque la serpiente intentó atacar al jardinero mientras trabajaba y éste la mató con el filo de su pala.
 
 
Al conocer el fin de la serpiente, el Califa le dijo al jardinero que lo que acababa de hacer recibiría también su justa recompensa. Poco tiempo después el jardinero comete un grave error y el Califa lo condena a muerte.
 
Entonces el jardinero antes de ser ejecutado le dijo al Califa: "Señor, lo que me está pasando es el castigo por haber matado a la serpiente, pero también tú, matándome a mi, recibirás tu castigo, según lo que me enseñaste, que en este mundo toda acción es retribuida según el daño o el bien que haya causado".
 
Viendo que los argumentos del jardinero eran razonables, el Califa le perdonó la vida.


NOTA: Autor desconocido.


EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

1 comentario:

alex pino dijo...

si el califa hubiera sido irreflexivo pudo haberle dicho que su castigo sería "no tener mas rosas en su jardín ya que no tendría quien las plantara"