miércoles, 25 de diciembre de 2013

LA CREACIÓN DE ADÁN

Desde un punto de vista científico, hay bastante consenso en establecer la aparición del ser humano hace 2,4 millones de años aproximadamente, con el principio del género Homo (hombre, humano) como resultado de una larga y lenta evolución.
  
Esta estimación entra bastante en conflicto con los fundamentos de la mayoría de las religiones, como el cristianismo, que sugiere un principio de la humanidad más relacionado con un fenómeno divino y mucho más cercano en el tiempo (como veremos en este artículo) que los 2,4 millones de años que defienden los científicos.

Según la Biblia, Adán fue el primer hombre creado por Dios sobre la Tierra. En los distintos relatos bíblicos se aporta mucha información con la que se puede establecer una cronología con la que datar con bastante exactitud el principio de la humanidad. La creación de Adán, según lo que se deduce de este estudio,  tuvo lugar en lo que se correspondería con en el año 4026 a. C.

Esta estimación, por lo tanto, reduce la antigüedad del ser humano sobre la Tierra de los 2.400.000 años, que establecen los científicos, a 6.039 años que sugieren el estudio de los datos que aporta la Biblia.

A continuación se resumen la información utilizada para llegar a esta conclusión de una forma muy esquemática, con  los  tiempos y las partes  de  los libros tomados de referencia para elaborar el cálculo.









Aunque en este esquema simplificado se parte del año 4.026 a. C. hasta el 537 a. C., realmente el estudio está hecho al revés, o sea que se parte del año 537 a. C. y se va hacia atrás en el tiempo. El motivo es porque este año está considerado una fecha eje, que es una fecha de calendario en la historia que tiene una base bien fundada para ser aceptada y que corresponde a un suceso específico registrado en la Biblia, por lo que puede usarse como punto de partida desde el cual situar con certeza en el calendario una serie de sucesos bíblicos. En este estudio, una vez que se ha fijado esa fecha eje, se hicieron cálculos hacia atrás según los registros exactos de la Biblia misma, como declaraciones sobre cuánto duró la vida de varias personas o el reinado de algunos reyes. Así, a partir de un punto seguro se puede establecer una cronología de hechos que lleven a otro punto, en este caso la creación de Adán.

La conclusión es que poniendo en una línea de tiempo los datos extraídos de la Biblia, la antigüedad del ser humano se podría datar en 6.038 años, que están muy alejados de los 2.400.000 años que estiman los científicos.

Para finalizar, añadir que no son conclusiones incompatibles, de hecho, muchos de los creyentes de las principales religiones aceptan la teoría de la evolución aunque entra directamente en contradicción con lo que divulga la fe que profesan. Un contrasentido curioso y muy extendido.

EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

No hay comentarios: