jueves, 25 de julio de 2013

EL AMARILLO Y LA MALA SUERTE

Desde hace mucho tiempo el color amarillo se relaciona con la mala suerte en el mundo del espectáculo, sobre todo en el ámbito teatral, donde se dice que tuvo su origen esta superstición. El motivo se remonta al siglo XVII y tiene como protagonista a Jean-Baptiste Poquelin, más conocido como Molière. El 10 de febrero de 1673 se estrenó en París su obra “El enfermo imaginario”, una comedia en la que un hipocondríaco hace que su hija se case con un médico para poder tenerlo a mano. Molière, además de escribir la obra también actuó en ella, como ya hiciera en otras ocasiones. En este caso interpretaba al “enfermo”, ataviado con una especie de bata amarilla. Una semana después del estreno y en plena representación de la obra, le dio un fuerte ataque de tos debido a la tuberculosis que padecía. Sus amigos le trasladaron alarmados a su casa y pocas horas después murió.
 
Por esas ironías de la vida, o de la muerte (en este caso), la comedia acabó en tragedia y el que hacía de enfermo imaginario, que era un enfermo de verdad, se murió sin que los médicos, a los que satirizaba en esta obra, pudieran hacer nada por él. Desde entonces, el amarillo que vestía Molière en su última interpretación pasó a ser el color de la mala suerte en el mundo del teatro. Esta superstición se mantiene viva en la actualidad y hay muchos actores que no quieren vestir de amarillo, incluso en algunos espectáculos se evita este color en el escenario. También se ha extendido a otros ámbitos y no es extraño ver a gente que rehúye el amarillo aunque no tengan nada que ver con las artes escénicas.

Nota:
La imagen es de una pintura del británico Charles Robert Leslie que representa una escena de la obra.

EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

No hay comentarios: