domingo, 17 de marzo de 2013

DONANDO SANGRE

Contaba el trabajador de un hospital que conoció a una niña muy pequeña que sufría una extraña enfermedad hereditaria. Su única oportunidad de recuperarse era una transfusión de sangre de su hermano mayor que tenía 5 años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado los anticuerpos necesarios para combatirla.
 
El doctor explicó la situación al hermano de la niña y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre a  su  hermana. Se quedó pensativo  un momento  y luego contestó: "si, vale, si eso  la va  a salvar".

En el transcurso de la transfusión, él estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana, sonriendo mientras los asistentes estaban pendientes de ellos. Pasado un rato empezó a retornar el color a las mejillas de la niña, entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. Miró al doctor y le preguntó con voz temblorosa: "¿a qué hora empezaré a morirme?".
 
Y es que, siendo solo un niño, no había comprendido al médico; él pensaba que le daría toda su sangre a su hermana... y aún así se la daba.
 
EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

No hay comentarios: