viernes, 25 de enero de 2013

LA POLÉMICA DE "SOLO" CON O SIN TILDE

La Real Academia Española (RAE) viene actualizando periódicamente sus normas y recomendaciones sobre el uso adecuado del castellano. La última actualización de gramática tiene 800 páginas y fue publicada en diciembre de 2010, vendiéndose hasta la fecha más de 100.000 ejemplares en España, superando cifras de anteriores ediciones, por lo que se puede deducir que los españoles mantenemos una sana inquietud por utilizar el lenguaje correctamente, que también se refleja en otros métodos de consulta más en auge en los últimos años, como  las páginas  web de algunos diccionarios.
Cuando la RAE publicó esta actualización en 2010, incluyó una serie de "propuestas normativas", que de no ser respetadas constituirían una falta de ortografía, y otras que simplemente eran "recomendaciones de uso", no reglas, por lo que no era obligatorio su aplicación y en el caso de no hacerlo no se iban a considerar una incorrección ortográfica.
 
Las principales novedades de esta actualización, extraídas literalmente de la descripción resumida que hace la RAE en su página web, son las siguientes:
 
1 - Exclusión de los dígrafos ch y ll del abecedario.
2 - Propuesta de un solo nombre para cada una de las letras del abecedario.
3 - Sustitución, por grafías propias del español, de la q etimológica con valor fónico independiente en aquellos extranjerismos y latinismos plenamente adaptados al español (quorum > cuórum).
4 - Eliminación de la tilde en palabras con diptongos o triptongos ortográficos: guion, truhan, fie, liais...
5 - Eliminación de la tilde diacrítica en el adverbio solo y los pronombres demostrativos incluso en casos de posible ambigüedad.
6 - Supresión de la tilde diacrítica en la conjunción disyuntiva o escrita entre cifras.
7 - Normas sobre la escritura de los prefijos (incluido ex-, que ahora recibe el mismo tratamiento ortográfico que los demás prefijos: exmarido, ex primer ministro).
8 - Equiparación en el tratamiento ortográfico de extranjerismos y latinismos, incluidas las locuciones.
 
En la web de la RAE vienen explicados los motivos de cada uno de estos cambios, aunque en alguna de estas novedades no queda claro si es una sugerencia o una obligación. Desde el primer momento, el cambio descrito en el punto 5 ha generado polémica con respecto a la tilde de la palabra "solo", a pesar de que en este caso se especifica que es una recomendación.
 
Hasta esta actualización, la norma establecía que la tilde de la palabra "sólo" había que utilizarla cuando podía generar ambigüedad entre su uso como adverbio "estaré solo un mes"  (sin tilde se interpreta como -en soledad, sin compañía-) o como adjetivo "estaré sólo un mes" (con tilde se interpreta como -solamente, únicamente-).  Así era hasta diciembre de 2010, porque el cambio sugerido por la RAE en esta edición, es que nunca se ponga este acento diacrítico (diferenciador) porque en la mayoría de las circunstancias no es necesario, ya que por el contexto suele estar muy claro su significado y también podrían usarse palabras alternativas que no provocarían la ambigüedad.
 

En el ejemplo de Bart, si tomamos como referencia la normativa antigua, lo correcto sería "sólo estoy solo", pero si tenemos en cuenta el cambio propuesto por la RAE, lo más adecuado sería "solo estoy solo" sin ninguna tilde, aunque ponerla en el primer "solo" tampoco se consideraría una falta de ortografía. La única de las tres que está mal es "solo estoy sólo", porque el segundo "solo" se refiere a  -en soledad, sin compañía-  y no a -solamente, únicamente-  que es el que podría llevar la tilde. 
 
Esta recomendación podría parecer un tema trivial, pero generó mucha polémica y provocó el desacuerdo de bastantes personas influyentes, incluido algún académico como Arturo Pérez-Reverte o  Javier Marías Franco, que mostraron su discrepancia con sus compañeros de la RAE. Durante los últimos dos años, desde diciembre de 2010, en la mayoría de las publicaciones españolas de todo tipo no se aplicó este consejo y se ha seguido poniendo la tilde al adjetivo "sólo". El propio miembro de la academia  Salvador Gutiérrez reconoció, hace unos días, que esta recomendación no había tenido la aceptación esperada. Ahora estamos en un momento en el que no se sabe si se dejará la norma como estaba o la RAE insistirá en su propuesta de cambiarla.

Para acabar este artículo, tenemos que reconocer que la gramática del castellano, para el nivel educativo que tenemos la mayoría, es extremadamente minuciosa y compleja, además de mantenerse muy viva, por lo que estar al día de todos sus recovecos está al alcance de pocos. En este blog, desde el comienzo, se han intentado seguir las directrices de la Real Academia Española y salvo error, se han respetado las últimas novedades y no se le ha puesto tilde a palabras como solo, o a los demostrativos como este o ese; se ha utilizado Catar y no Qatar, Irak y no Iraq; y también, como obligan normas más antiguas (que siguen en vigor aunque sean poco conocidas) se han acentuado las mayúsculas con el mismo criterio que las minúsculas; no se ha puesto punto detrás de abreviaturas como cm y km (centímetros y kilómetros); se han evitado laísmos, leísmos, dequeísmos, etc. En general se ha procurado utilizar el lenguaje de la forma más correcta, aun así, seguro que en los artículos de este blog se han cometido muchas faltas de ortografía, por errores de interpretación de una regla, por no tener en cuenta alguna excepción o, resumiendo, por no aplicar correctamente lo que se describe en las 800 páginas que tiene la "Nueva gramática de la lengua española" de 2010.

 
EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

No hay comentarios: