miércoles, 7 de noviembre de 2012

LA FÁBULA DEL PERRO, EL MONO Y EL LEÓN

Un cazador y su perro andaban por la selva y en un momento de despiste el perro se perdió. Vagando entre la maleza se dio cuenta de que un león lo había visto y venía en su dirección. Consciente del peligro empezó a pensar con rapidez, para ver si se le ocurría alguna idea que le salvarse del felino. Entonces vio unos huesos en el suelo y comenzó a morderlos.
 
Cuando el león, que nunca había visto un perro, estaba a punto de atacarle, el perro dijo en voz alta:
- ¡Ah, que rico estaba este león que me acabo de comer!.
 
El león, entonces, paró bruscamente, dio media vuelta y huyó despavorido mientras pensaba:
- ¡Menudo animal feroz!, ¡por poco me come a mí también!.
 
Un mono que lo había visto todo, fue detrás del león y le contó cómo había sido engañado.
 
Al rato, el perro vio que el león volvía corriendo a por él, con el mono sentado encima, y pensó:
- ¡Ah, mono traidor!, ¿y qué hago ahora?.
 
Rápidamente se le ocurrió una idea: se puso de espaldas al león y cuando llegó, el perro dijo en alto:
- ¡Será perezoso el mono!, ¡hace rato que le mandé para que me trajese otro león y aún no ha vuelto!.


NOTA: Autor desconocido.

EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

una de las mejores fábulas que leí .sigan asi ....

Rafa Fernández dijo...

Gracias por el comentario.